Problemas de pareja

Si algo es totalmente cierto, es que no existe la pareja donde no haya conflicto. Esta diferencia entre dos maneras de ver las cosas es inevitable en cualquier tipo de relación humana. Una relación sentimental no está exenta de esto, al contrario, es más bien un caldo de cultivo tanto para amores intensos como para tristes desilusiones. Pero ¿Cómo podemos distinguir una simple diferencia ocasional de un problema más grave, donde sería aconsejable la ayuda de un experto?

Cuando las diferencias implican que uno de los miembros de la pareja se siente herido, no escuchado, rechazado, olvidado o no respetado, empieza a crearse una dinámica de resentimientos y venganzas que hacen que todo empeore. Así empieza a crecer un círculo vicioso donde el daño genera más daño y más distancia. Mayor distancia produce menos ganas de salvar la relación. El otro lo percibe y también se esfuerza menos. En estos casos se recomienda acudir a un terapeuta de pareja para empezar a reparar la relación antes de que pase a mayores.

Antes de tomar una decisión sobre el rumbo que tomará esa relación, hay algunas preguntas básicas que en el espacio terapéutico se deben plantear y serán la base de una reflexión cuidada. Saber si aún se ama a la otra persona, si existen objetivos compartidos y ganas de compartir este tiempo en común. ¿Existe todavía deseo y atracción? ¿Qué ha pasado con la confianza? ¿Qué espero del otro, pero sobre todo, qué estoy dispuesto a aportar yo para sacar esta relación adelante?

Social

 

Contacto

Gala Placidia 8-10, 5to piso
08006 Barcelona
P: 93 178 35 37 - 666 28 93 15
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

*Es posible concertar horas de lunes a sábado. Se ruega avisar con 24hs de antelación en caso de no poder asistir.