Falta de deseo

También se le llama deseo sexual inhibido o deseo sexual hipoactivo. Es una situación que se presenta con una enorme frecuencia actualmente, tanto en población masculina como femenina y consiste en la ausencia de interés por la sexualidad en casi cualquier manifestación.

La persona con deseo sexual hipoactivo puede rehuir de situaciones donde se presente la posibilidad de mantener relaciones sexuales íntimas y tiene dificultad para conseguir excitación sexual. Generalmente se acompaña de ausencia de fantasías sexuales o pensamientos relacionados y posiblemente exista dificultad para conseguir el orgasmo como efecto derivado de la toda situación anterior.

Es importante un buen diagnóstico en esta disfunción, ya que se ha de evitar confundirlo con la diferencia de niveles y de interés por la sexualidad que puede existir entre dos miembros de una pareja. Muchas veces, no se trata de que uno de los miembros de la pareja tenga deseo sexual inhibido sino de que la otra persona tiene un deseo sexual hiperactivo, o simplemente mayor que su compañero.

Causas

Entre las causas más frecuentes solemos observar un agotador ritmo de vida que, como es lógico, hace mermar los momentos de relajación, de juego y consecuentemente, el tiempo dedicado a la actividad sexual. La gran carga de trabajo de algunas personas y el estrés que de esto se deriva, hacen estragos en su vida sexual.

Los problemas de comunicación en la pareja pueden originar dinámicas poco funcionales en la relación, ocasionando luego un distanciamiento emocional que empeore la situación. Si uno de los miembros siente falta de afecto no sexual, esto influirá también en su libido.

Por supuesto una educación y sistema de creencias que haya hecho de la sexualidad un tema tabú o incluso indeseable, tendrá consecuencias evidentes en el deseo sexual posterior.

Otras situaciones donde podemos encontrar un escaso deseo sexual es en cuadros depresivos, o mujeres menopáusicas.

Las personas que sufren DSH (deseo sexual hipoactivo) y tienen una pareja estable con otro nivel de deseo, suelen sentirse culpables por la poca disposición que tienen para tener relaciones sexuales y muchas veces acceden a tener relaciones sin deseo, para que el problema no pase a mayores. Paradójicamente, esto causa aún más malestar y va generando una situación que, cuando estalla, lo hace con una larga y frustrante historia que hay que reparar.

Social

 

Contacto

Gala Placidia 8-10, 5to piso
08006 Barcelona
P: 93 178 35 37 - 666 28 93 15
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

*Es posible concertar horas de lunes a sábado. Se ruega avisar con 24hs de antelación en caso de no poder asistir.