Elementos filtrados por fecha: Agosto 2015

Para hacerte meditador no tienes que cambiarte de religión. Puedes seguir siendo cristiano, judío, musulmán, hindú o lo que quieras. Todas las personas, de todas las religiones, tenemos algo muy importante en común: el sufrimiento. Cuando sufrimos no se trata de un sufrimiento judío, un sufrimiento cristiano, un sufrimiento hindú. Cuando sentimos ira, no se trata de una ira budista, hinduista o cristiana. La ira es para todos los seres. Como resultado de esta ira nos sentimos agitados. Esta agitación no es agitación cristiana, budista, hinduista o musulmana. Si bien es cierto que nos referimos con frecuencia a la filosofía budista, e incluso hablamos de aspectos espirituales de la meditación, es importante mencionar que la meditación atenta es un proceso psicológico, un entrenamiento mental que tiene como objetivo el desarrollar una nueva visión de la realidad. Una nueva forma que nos aleje del efecto niebla que tiene el ego en nuestras opiniones, que nos aleje del autoengaño, del condicionamiento por cosas que ocurrieron en el pasado o la cavilación por aquello que ocurrirá en el futuro. Al final cada experiencia en nuestra vida es única e irrepetible. Porque aunque nos ocurra dos veces lo mismo, nosotros no estaremos iguales ni con la misma experiencia o conocimiento en las dos oportunidades. Lo que perseguimos con el entrenamiento mindfulness es ver las cosas correctamente y ser libres, para aceptar lo que sencillamente es. Más allá de cómo nosotros queremos que sea, sin sentirnos influidos por condiciones externas ni internas. Poder mirar, observar y entender con maestría. Llegar a comprender los hechos, a los demás y lo que nos pasa de un modo más real. Si vemos desde nuestras experiencias del pasado, estaremos aportando un tono que es por defecto falso. Porque cada situación, circunstancia, cada intercambio con mi pareja, con mi familia, todo es único e indefectiblemente diferente a lo que pasó en el pasado. Ver las cosas y a las personas desde nuestros conceptos previos comporta el riesgo de distorsionar las cosas tal cual son. La técnica de meditación vipassana, suele traducirse a veces por la expresión “visión cabal” o “visión clara”, porque ésta es una forma de ver las cosas que podemos cultivar con las prácticas de meditación. Ver claramente, ver las cosas tal cual son.

La meditación es algo que sólo puede practicarse. Es fundamentalmente empírica. No se puede hablar de ella sin probarla porque es algo vivo y experimental. La auto-observación puede ser practicada por cualquier persona. Al observar lo que nos pasa, aportamos una mirada nueva y sin querer solemos cambiar el objeto de la observación.

Ideas para pensar…

Niña meditando

  • Observar los hechos tal y como son en realidad es un camino hacia la calma mental.
  • Las prácticas de mindfulness son un entrenamiento mental para todas las personas, más allá de la filosofía o religión que deseen practicar.
  • Recordar el pasado o pensar demasiado sobre el futuro nos abstrae de vivir y apreciar el ahora de la forma en la que se está presentando. Cada momento es único, y si no aprovechas este, ya no podrás volver a recrearlo nunca más.
  • A veces las cosas no son como queremos, y eso nos hace sufrir. Si podemos aceptar las cosas sencillamente como son, podemos efectivamente sufrir menos y responder de forma más adecuada y operativa.

 

Y como hemos dicho que mindfulness es sobre todo una actividad viva y experimental, os voy a dejar y me voy a poner a meditar...

Os deseo buena práctica.

Publicado en Mindfulness

Social

 

Contacto

Gala Placidia 8-10, 5to piso
08006 Barcelona
P: 93 178 35 37 - 666 28 93 15
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

*Es posible concertar horas de lunes a sábado. Se ruega avisar con 24hs de antelación en caso de no poder asistir.