Elementos filtrados por fecha: Noviembre 2015

Si ya has hecho algunos ejercicios de mindfulness has visto cómo al fijar la atención en el cuerpo se produce, como un efecto secundario, una especie de relajación y alivio emocional. Ese es el primer paso para la regulación de las emociones: estabilizar la atención. El paso siguiente es volverse hacia las emociones difíciles.

¿Pero por qué alguien querría conectar con las emociones difíciles? ¿No me hará esto sufrir más u ocasionar más dolor o malestar? La verdad es que los sentimientos difíciles forman parte de la vida de todo el mundo; por eso es mejor afrontarlos de la mejor manera posible. Nunca podremos relajarnos si huimos de nuestros sentimientos. Algunas emociones difíciles desaparecen por sí misma porque son poco intensas, como podría ser la rabia porque perdió tu equipo de fútbol o porque te hicieron una multa en el coche, pero otras emociones generadas por la discusión con alguien importante para ti, o tener que ver todos los días la cara de un compañero de trabajo que no te gusta, peleas o frustraciones en la pareja, puede que nunca nos abandonen. El alivio sólo puede llegar si podemos mirar lo que ocurre de otra manera, sin intentar huir, sino lanzando una mirada nueva a estos sentimientos y modificando nuestra relación con ellos.

Publicado en Mindfulness

Social

 

Contacto

Gala Placidia 8-10, 5to piso
08006 Barcelona
P: 93 178 35 37 - 666 28 93 15
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

*Es posible concertar horas de lunes a sábado. Se ruega avisar con 24hs de antelación en caso de no poder asistir.