×

Advertencia

JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 73

Jueves, 28 Mayo 2015 00:00

Mindfulness en sexualidad- sexo consciente

Escrito por

En esta oportunidad quiero compartir una entrevista que le he hecho a Javier Ruiz, un compañero que me infunde un gran respeto como persona y como profesional. Nos conocimos hace tiempo en el centro donde colaboramos -SexAcademy- y él se encargó de proponer esta interesante formación que une la sexualidad con las prácticas del Mindfulness. Si hoy vivimos en un mundo acelerado, lleno de estímulos (como televisión, mails que desbordan la bandeja de entrada, quizás cientos de whatsapps al día sumados a trabajos multi-tareas, contaminación acústica y mental, además de miles de cosas que gestionar de forma rápida y poco profunda, etc.) el campo de la sexualidad no está ajeno a esta forma de vida actual. Muchas parejas sufren la falta de deseo como un síntoma más de este frenético ritmo de vida que nos hace llegar a casa agotados (muchas veces también una vez llegamos tenemos que atender a nuestros hijos) y sin fuerzas, totalmente desconectados y desvinculados de las sensaciones de nuestro cuerpo. Ante este desconsolador panorama, Javier Ruiz nos hace una propuesta donde creo vale la pena incursionar. 

-¿Puedes explicar qué es la sexualidad consciente?                            

Elegimos llamar sexo o sexualidad consciente a la unión de los principios que rigen el mindfulness con nuestra sexualidad. Mindfulness hace referencia a las prácticas de meditación de concentración así como al estado que se deriva de éstas y puede traducirse como atención plena.

El sexo consciente -SC- resulta de la aplicación de los conceptos y técnicas del mindfulness a la sexualidad con el fin de que ésta sea más plena y satisfactoria. El objetivo del SConsciente, al que también podemos llamar sexualidad plena, es permitirnos disfrutar más de nuestro sexo así como comprender que puede ser la puerta hacia una vida más satisfactoria siendo una vía de apertura de la consciencia.

 -¿Cuál es la diferencia entre sexualidad consciente y sexo tántrico?

La principal diferencia entre SC y sexo tántrico así como también con la alquimia sexual taoista es que mientras estas tradiciones defienden que para que la sexualidad devenga una experiencia espiritual o de ampliación de la consciencia hay que modificarla. Es decir hay que realizar la actividad sexual de una manera distinta a la ordinaria. Por su parte el sexo consciente lo que defiende es que el sexo es siempre una experiencia trascendente y lo que podemos cambiar es simplemente nuestra percepción de ésta y el grado de entrega a la experiencia. Estudios actuales de neuroimagen demuestran que durante el orgasmo el cerebro funciona de la misma manera que durante la meditación. Por tanto no hay nada que cambiar más que el grado de atención que le dedicamos.

Un ejemplo claro de la diferencia entre ambas perspectivas sería que en el tantrismo así como en el taoísmo se defiende que el hombre debe evitar la eyaculación para no malgastar su energía vital y redirigirla hacia fines espirituales. Ninguna evidencia científica actual demuestra que eyacular sea perjudicial para la salud, todo lo contrario. El sexo consciente promueve aceptar que todo suceda de forma espontánea y natural simplemente observando sin juzgar y sin intentar controlarlo. Puede que haya coito y orgasmo sin eyaculación, pero esto no es un fin en sí mismo ni siquiera es necesario para que el orgasmo devenga trascendente.

 -¿Qué duración tiene el curso?

El curso en el que se explican los fundamentos del sexo consciente tiene una duración de cuatro horas.

 -¿Se puede ir al curso solo o hay que ir en pareja?

No hay ningún inconveniente en asistir solo al curso.

 -¿Cómo es y qué se hace en el taller? ¿Es vivencial? ¿Hasta donde se llega en las explicaciones y ejercicios? ¿Cómo son las prácticas?

El taller es teórico-práctico. A nivel teórico se explican las bases del mindfulness, cómo aplicarlo a la sexualidad y los beneficios que se obtienen de esto, así como también el porqué la sexualidad puede constituir una práctica trascendente.

En cuanto a las prácticas se centran en dar una base del mindfulness así como en experimentar la atención plena aplicada a varias actividades que sin ser sexuales tienen que ver con los cinco sentidos y con el placer.

 -¿Podrías contarme algún ejercicio?

Hay una manera muy sencilla de comprobar como la percepción de nuestros sentidos y el grado de placer que podemos sentir varía mucho en función del estado mental en que nos encontramos. Toma algo de tu comida preferida y mientras la pruebas piensa en algo, cualquier cosa (la última película que has visto, una discusión en el trabajo, etc.). Después compara las sensaciones que obtienes cuando la saboreas  con los ojos cerrados llevando toda la atención a las sensaciones que se producen en tu boca. Aunque este ejercicio no es una práctica sexual sí está relacionado con el placer y puedes imaginar como puede aumentar igualmente el placer sexual si aprendemos a desarrollar la concentración mental.

 -¡Qué interesante! ¿Y una persona que no tiene pareja, puede practicar sexo consciente solo, como auto-conocimiento?

Sin ningún problema. La experiencia erótica es en el fondo una experiencia individual, aunque sea compartida con una pareja. La masturbación es totalmente válida como vía de desarrollo de la consciencia a través del SC así como susceptible de aumentar el gozo. 

-Qué va a aprender una persona que haga el curso/formación de sexualidad consciente que antes no sabía?          

Fundamentalmente que el sexo, el deseo y el erotismo en general pueden disfrutarse mucho más así como que contienen una dimensión más profunda que posiblemente desconocía.

 -Antes hablábamos de los problemas de tiempo: ¿El sexo con mindfulness es más lento? ¿Y si no disponemos de tiempo con el ritmo de vida actual?

La propuesta de sexualidad consciente no es necesariamente la de un sexo más lento. El tiempo del que dispongamos no es el factor clave. El punto más importante es ser capaces de entregarnos por completo, dejando la mente racional de lado, a la experiencia erótica. Ciertamente en términos generales sostener un grado de pasión y estimulación erótico-sexual (que no tiene porqué ser solamente genital) va a facilitar el acceso a estados trascendentes, tal y como un arco que se abre más va a lanzar la flecha más lejos que un arco que se abre menos. Pero con la práctica el tiempo necesario para entrar en el estado de atención plena se reduce y por tanto no es imprescindible alargar el coito o el encuentro sexual. Incluso hay que decir que a veces los estados trascendentes pueden aparecer con más facilidad en un encuentro explosivo y breve fruto de una gran pasión debido a que en este estado puede resultar más fácil entregarnos por completo a la experiencia erótica.

 ¿Hay investigaciones sobre cómo es el sexo vivido con mindfulness?

Por lo que he podido averiguar no, sin embargo sí existen investigaciones científicas sobre cómo funciona el cerebro durante el orgasmo y como ya he mencionado demuestran que lo que sucede a nivel neuronal durante el orgasmo y durante la meditación es muy similar.

-Hay que practicar cosas en otros momentos del día que no sea el momento que dedicamos a un encuentro sexual?

Efectivamente practicar de forma habitual la meditación, de cualquier tipo pero sobretodo mindfulness u otras meditaciones de concentración, hará que nos resulte más fácil luego aplicar esta habilidad a nuestra sexualidad.

-¿Una vez que uno sabe esta manera –con sexualidad consciente- de practicar sexo, ya no vuelve nunca más a hacerlo como antes?

La mente es un proceso dinámico y a lo largo de nuestra vida atravesamos momentos de mayor serenidad y capacidad de presencia que en otros. Hay que aprender a aceptar estos ciclos y no aferrarnos a los resultados. Es por ello que no debemos apegarnos a los estados trascendentes que pueden aparecer mediante la aplicación del SC pues en ciertos momentos de nuestras vidas nuestra mente puede estar más dispersa que en otros y eso puede afectar muy claramente en este sentido. Sin embargo, casi seguro que una vez hemos conocido esta dimensión más profunda del sexo nuestra percepción del mismo volverá a ser la misma.

 Muchas gracias, Javier! Estamos esperando la próxima formación para apuntarnos!

 

 

 

Viernes, 17 Abril 2015 00:00

Mindfulness para directivos

Escrito por

Hemos hablado ya de los eventos estresantes que ocurren diariamente en la vida laboral de los directivos. Y aunque muchos de ellos creen haberse acostumbrado a estas sobredosis de presión, e incluso confían en que bajo sus efectos rinden más y mejor; también reconocen que en tantas otras ocasiones pierden el control y la pasan mal, física y mentalmente.

Y ciertamente, en ambos casos llevan razón. El punto es entender cuando ocurren esas situaciones que lo superan.
La respuesta de estrés no es algo malo en sí misma, sino por el contrario, facilita el disponer de más recursos para hacer frente a situaciones que se suponen excepcionales. Eso sí, dado que se activan una gran cantidad de recursos extraordinarios (fisiológicos, motores y cognitivos), supone un desgaste importante para el organismo.

Está claro que si esos eventos de estrés son episódicos no habrá mayores inconvenientes, pues el organismo tiene capacidad para recuperase entre cada respuesta de estrés. Pero si estas respuestas se repiten con excesiva frecuencia, intensidad o duración, quizá el organismo no pueda recuperarse y aparezcan todo tipo de problemas asociados al estrés: ansiedad, palpitaciones, temblores, hipertensión, etc.

Efectivamente, la ciencia afirma que no estamos hechos para funcionar a altas velocidades continuadamente y durante largos períodos de tiempo. Por el contrario, indica que estamos en nuestro mejor momento cuando nos movemos rítmicamente entre el gasto y la renovación de la energía. Por ello, es fundamental identificar aquellos estresores que, en vez de potenciar el rendimiento, LO BLOQUEAN.

Ahora bien, no todos los directivos se ven superados de igual manera o por los mismos estímulos. Esto nos vuelve a la verdad inexorable de que cada uno de nosotros es único. Esos estresores particulares son los que, independientemente de la realidad objetiva, son percibidos como una amenaza y, el directivo en este caso, entiende que no dispone de recursos suficientes para hacerle frente.

Podemos enumerar una cantidad importante de situaciones a las que los directivos están particularmente expuestos con cierta frecuencia:  

  • Revisión de proyectos (justificación de retrasos, planteo de responsabilidades, ajuste de tiempos, de tareas, etc.).
  • Definir una negociación. Responder a todas las inquietudes del cliente o futuro cliente. Persuadir. Concluir la operación.
  • Exponer ante un comité los cumplimientos/incumplimientos de un departamento.
  • Hablar con un cliente, o con otro directivo de la compañía en otro idioma.
  • Reuniones de equipo. Asignación de aumentos, premios, gastos, recortes, ajustes, etc.   
  • Despidos o reasignación de puestos.

 

Y por supuesto, un sinfín de etcéteras. Sin embargo, como hemos mencionado, podrá algún directivo declararse inmune ante la lista; podrán otros entenderse complicados cuando una o alguna de ellas aparece; y podrán otros tantos reconocer a todas ellas como estresores, e incluso, agregar alguna más.

Lo cierto es que, en un extremo o en el otro; o sabiendo que algunos de esos eventos pueden volverse más frecuentes de lo habitual; es bueno saber que existe una manera de inducir un estado de tranquilidad para que, entonces, nos encuentre mejor preparados. Vale decir, sin todas esas sintomatologías que puestas de manifiesto, nos impiden cumplir con los niveles de rendimiento deseados.

La ventaja de que cada uno pueda identificar su/s estresor/es, es permitir la anticipación. Si sabemos fehacientemente que hablar frente a un comité “nos superará”, podemos contar con técnicas como el Mindfulness que nos pondrán en una situación de calma y claridad mental.

MINDFULNESS PARA DIRECTIVOS. LA TÉCNICA QUE DA PODER FRENTE AL ESTRÉS.

El programa de Mindfulness para directivos no propone milagros. Simplemente favorece la aparición de estados de calma y conciencia que fácilmente podemos transformar en hábito. Esto lo podemos afirmar desde Plus Psicología, porque lo constatamos en nuestro trabajo para lograr el bienestar de los directivos sometidos a procesos de enorme presión.

Entre otras cosas, el Mindfulness permitirá:

  • Elevar tu atención y percepción.
  • Conectar con tu presencia. Poner conciencia en ti y en la situación.
  • Aplicar la perspectiva que te permitirá visualizar nuevas posibilidades.
  • Desarrollar tu capacidad de liderarte a ti mismo y a otros.
  • Reconocer el estrés y los estresores.
  • Aprender sencillas técnicas de respiración que favorecen la relajación.

 

Reeducar la mente para controlar el estrés. Esta reeducación, irá creando las condiciones para mantener un marco de estrés agudo necesario y adaptativo para una óptima productividad.

 

El crecimiento y rendimiento profesional para los directivos puede constituir un objetivo y dar sentido a la vida. Puede brindar una estructura y un contenido a sus días, semanas, años, incluso a su vida entera. Puede ofrecerles identidad, autoestima, desarrollo, reconocimiento y recompensas materiales o sociales. Ahora bien, todo esto sucede cuando las exigencias laborales son óptimas -y no máximas-, o cuando, en ese último caso, los directivos arbitran el equilibrio con técnicas para neutralizar la presión y el estrés.

El informe presentado por la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA), señala al estrés laboral como el segundo problema de salud que sufren los trabajadores, y es el causante de la mitad de las jornadas de trabajo perdidas en la UE.

 

 

Social

 

Contacto

Gala Placidia 8-10, 5to piso
08006 Barcelona
P: 93 178 35 37 - 666 28 93 15
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

*Es posible concertar horas de lunes a sábado. Se ruega avisar con 24hs de antelación en caso de no poder asistir.