Adicción al sexo

 

La hipersexualidad o adicción al sexo consiste en un interés exacerbado en la sexualidad, en detrimento de otras esferas de la vida.

El deseo sexual varía enormemente de un sujeto a otro, así que lo que para algunos puede ser hipersexualidad, para otros puede ser un ritmo sexual normal, o incluso bajo. ¿Cuál es la “cantidad” normal? ¿Quién puede determinar esto?

Un alto interés en la sexualidad se vuelve disfuncional cuando la persona empieza a sufrir un fuerte detrimento en otras áreas de su vida. Por ejemplo, si falta a trabajar porque tiene una necesidad imperiosa de sexo, esto será un problema a largo plazo. Quizás incurra en gastos considerables por el consumo de pornografía o llamadas a teléfonos eróticos, etc. y su economía podría verse afectada. Siempre que haya un perjuicio en otras áreas, podemos decir que estamos frente a una situación que es disfuncional. .

 

Cómo es la vida de un adicto al sexo

La necesidad imperiosa de consumir sexo, puede obligar a recurrir a la prostitución, comprar artículos pornográficos, acceder y propiciar encuentros sexuales con desconocidos, realizar con frecuencia llamadas a líneas eróticas, buscar contenido sexual en internet, etc., haciendo que su vida gire en torno al sexo. Para diagnosticar adicción al sexo, se han de encontrar problemas laborales, familiares, económicos y/o sociales.

Social

 

Contacto

Gala Placidia 8-10, 5to piso
08006 Barcelona
P: 93 178 35 37 - 666 28 93 15
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

*Es posible concertar horas de lunes a sábado. Se ruega avisar con 24hs de antelación en caso de no poder asistir.